Queridos compañeros,

Dicen que es de bien nacido ser agradecido, pues bien es cierto, ha sido un honor que debo a Luis Cáceres, haber desempeñado durante ocho años la labor de Tesorero y otros cuatro la de vocal del Comité Científico de nuestro Colegio.

En mi primer mandato, cuando entro en contacto con aquella realidad colegial, constato que mis antecesores habían dejado un listón muy alto para mí. Es por ello que hice todo lo posible a través de mi esfuerzo por dar un impulso de modernización y actualización a la estructura de la Tesorería. Son quizás la sustitución del antiguo contable por un economista, la formación especializada del personal encargado del colegio, nuevos programas de contabilidad, pero sobre todo la cancelación de todos los préstamos e hipotecas que pesaban sobre el colegio ,aumentando el patrimonio del mismo y la reducción de cuotas colegiales, la primera y única hasta el momento en la historia de nuestra institución, así como La realización de la primera auditoria de las cuentas del colegio encargada a una entidad independiente con resultado favorable, las propuestas de las que me siento más orgulloso.

Aunque mi labor en el comité científico comenzó hace cuatro años, en los que logré invitar a nuestra ciudad ponentes destacados gracias a mi vinculación con diversas sociedades científicas y a las relaciones de las que gozaba con múltiples sponsors al haber sido sede nuestra ciudad de dos congresos nacionales como SepesSevilla2015 o SoceSevilla2018, es quizás la organización de las Jornadas de Prótesis e Implantoprótesis en el colegio que coordino desde 2004 el evento científico que me llevo en el corazón. Cerramos inscripciones en prácticamente todas sus ediciones y nos vimos obligados a cambiar de sede en muchas ocasiones por exceso de interesados y falta aforo adecuado.

El pasado mes de Julio sentí que había finalizado mi labor y que debía dejar libre mi plaza en la junta. Así se lo comuniqué a mis compañeros de comisión Rafa Flores, Celia Fernández y Blanca Loscertales, los cuales fueron muy amables y comprensivos. Así mismo les aseguré en sus correos que no participaría en la confección del programa científico del 2019.

En aquella fecha acababa de ser confirmado como tesorero de SOCE y miembro del comité científico de SoceBilbao2019, Vocal de la junta de la European Prosthodontic Association (EPA), Vicepresidente del Congreso Europeo EPA-SEPES Madrid 2018 y en Octubre comenzaría a trabajar como nuevo miembro de la junta de SEPES en el Congreso Sepes-IFED2019 en Barcelona.

El 20 de Noviembre asistí a la última junta oficial del Colegio de Dentistas de Sevilla y al finalizar nuestra labor entrando todos sus miembros en funciones me despedí tal y como había avisado seis meses antes.

Cinco días después, me citaron un numeroso grupo de colegiados los cuales me expusieron la necesidad de un cambio en la presidencia del Colegio. Me explicaron que habían transcurrido 20 años desde que se presentara como candidato a presidente del colegio el Dr. Juan Silvestre y me pidieron, dados mis conocimientos colegiales, que liderara una candidatura alternativa a la actual presidencia en funciones, que según ellos 28 años al frente del Colegio ya era demasiado tiempo en el mismo cargo.

Entendían que mi posición Nacional e Internacional en diversas sociedades científicas y mi vinculación como profesor de universidad desde hace más de 20 años de Prótesis Estomatológica en grado y postgrado podrían favorecer mi presentación como candidato. Les contesté que lo pensaría.

A primera hora del lunes se lo comuniqué al presidente y a nuestro gerente, con este texto:

“Estoy pensando la posibilidad de aceptar el reto, con absoluta independencia y teniendo muy claro que mi proyecto se llevaría a cabo para dar un cambio de rumbo, manteniendo el trabajo hecho durante estos años contando sin ninguna duda con todo el personal del colegio con los que mantengo una extraordinaria relación. No podría encontrar mejores profesionales.”

Ese lunes Luis Cáceres me pidió una reunión y cenamos el martes 27 de Noviembre. En esa reunión le trasmití la petición que me habían hecho desde el grupo de compañeros de que no debería continuar después de 28 años como presidente. Le propuse que si no se presentaba y dejaba a una persona de su confianza como Marisa Tarilonte (por ejemplo) o cualquier otra, yo no me presentaría.

Finalmente me confirmó que se presentaría de nuevo.

He de argumentar que el tiempo que he permanecido en de la junta ha sido muy enriquecedor e ilustrativo, he cumplido con mi deber y entiendo que desde la presidencia con mi experiencia puedo cooordinar esta junta ilusionada, trabajadora , joven y valiosa para dar un giro hacia la modernidad y a la integración de todo nuestro colegio.

Empezamos el 4 de Diciembre a recoger los preceptivos apoyos para presentar nuestra candidatura y conseguimos 125 aunque solo presentamos 65 superando a los de la otra candidatura. No elegí a ningún miembro del grupo de dentistas que me pidió que me presentara pero es que en ningún momento les indiqué que lo haría con ellos.

El resto de esta carta lo podéis leer en nuestro programa. Solamente quería contaros como hemos llegado hasta aquí.

Y es por todo esto por lo que hemos organizado un equipo de trabajo muy cualificado que nos ayude en este nuevo e ilusionante proyecto para luchar por los intereses de todos y cada uno de los Colegiados.